loader

Tel :    914 503 268

por el 13 mayo, 2015
Publicado en Blog

Una guía sencilla para unos dientes más blancos.

En la Clínica Dental Higueras tratamos día a día con pacientes preocupados por la blancura de sus dientes. Te ofrecemos unos sencillos consejos mediantes los cuales podrás contrarrestar el antiestético efecto de los muchos factores que amarillean o quitan brillo a tu sonrisa.

Una componente esencial de la sonrisa es el color blanco. Apreciamos la blancura de los dientes como un signo de salud, de vitalidad y de belleza. Los publicistas y los asesores de imagen han comprendido a la perfección la importancia del blanco en la composición de una sonrisa atractiva y, poco a poco, ésta se ha abierto camino como uno de los rasgos más anhelados.

En los últimos diez años, atendiendo a esta demanda creciente, se ha producido un auténtico boom en el campo del blanqueamiento dental. A las tiendas han llegado una gran oferta de dentífricos especiales y otros productos blanqueadores; y son muchos los que se han sometido a un tratamiento de blanqueamiento dental. Todo esto ha aumentado enormemente la expectativa de los pacientes, cada vez más exigentes a la búsqueda de un blanco más puro.

Es por ello que cada vez somos menos tolerantes con el tono amarillento de los dientes, que aparece de forma natural a medida que envejecemos (¡Un tono más oscuro cada década de vida!) y también debido a factores como la nutrición, hábitos como el consumo de café y tabaco y condicionantes genéticos.  Por fortuna, nuestro conocimiento acerca de las éstas causas ha aumentado enormemente, y podemos ofrecer soluciones que te ayudarán a evitar tener que recurrir a un blanqueamiento dental.

Todo empieza con una buena higiene dental. Usa un cepillo eléctrico, mucho más eficiente que uno manual, tres veces al día. Cepillarse en exceso, o con un cepillo demasiado duro, también puede afectar al color de tus dientes al dañar el esmalte. Es preferible limpiarse concienzudamente y de forma eficiente que estar diez minutos frente al espejo. El hilo dental y los limpiadores linguales son instrumentos muy poco utilizados pero fundamentales para obtener una boca sana y blanca.

Si estás esforzándote para conseguir un tono más brillante, es importante que también vigiles tu dieta. Bebidas como el vino tinto, los coloridos refrescos y algunos zumos pueden manchar tus dientes igual que manchan tu ropa. Opciones más ligeras te ayudarán a conseguir tu objetivo. Respecto a la comida, tienes disponibles “cepillos naturales”, alimentos firmes y crujientes que limpian tus dientes mientras los ingieres. Manzanas, zanahorias o pepino son muchos de los vegetales que sirven ésta función. Evita comidas ácidas y excesivamente dulces, que entre muchos efectos dañan gravemente tu esmalte.

Recuerda que la pérdida de color y brillo de la dentadura es algo natural; hábitos saludables pueden ayudar a paliar éste proceso, pero la mejor forma de revertirlo es acudir al especialista. En Clínica Dental Higueras, en Bravo Murillo 153, Cuatro Caminos, estamos a tu disposición para ofrecerte los tratamientos más avanzados y menos agresivos de blanqueamiento dental.

Etiquetas: , , ,

Comparte:


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *