loader

Tel :    914 503 268

100310235
por el 23 marzo, 2016
Publicado en Blog

 

En ocasiones, la única forma de salvar un diente es someterlo a una endodoncia ; mediante éste tratamiento se taladra un pequeño orificio mediante el cual se elimina toda o parte de la pulpa infectada, y así se consigue evitar la de otra forma irremediable pérdida del diente. Tras éste procedimiento, se sella el agujero. Sin embargo, el diente tratado no está totalmente fuera de peligro.

La causa principal de la infección de la pulpa son las caries,  que causan un daño que puede acabar desembocando en problemas incluso después de haber realizado la endodoncia. El lento horadar de las caries, las fracturas, o el trauma causado por anteriores restauraciones o la propia ortodoncia, son algunos de los factores que terminan por debilitar la estructura del diente. De éste modo, éste queda mucho más predispuesto a padecer futuras enfermedades o no poder soportar el trabajo en la boca.

A éste respecto, cada vez existe más consenso acerca de la pertinencia de una corona como elemento restaurativo después de una endodoncia. Dejados estar, los dientes que han sufrido una endodoncia han sufrido cambios que los hacen frágiles y propensos a fallar. Se ha observado, sin embargo, que los dientes en los que se ha realizado una endodoncia y sobre los que se ha colocado una corona posteriormente tienen un tiempo de vida medio mucho más alto que aquellos abandonados a su suerte.

Las coronas, piezas protésicas que se colocan sobre un diente dañado para restaurar su estructura, contienen y refuerzan tu diente natural. Reducen, de éste modo, el riesgo de fractura o de partición. A pesar de que aún existen aproximaciones distintas a la recuperación post-endodoncia, los datos indican que independientemente de la pérdida de estructura dental que el diente haya sufrido antes o después de ésta, su esperanza de vida aumenta enormemente cuando se protege con una corona integral.

De otro modo, es sólo una cuestión de tiempo; la mera fuerza de la masticación es suficiente para producir una ruptura. Si bien el tratamiento siempre deber individualizado, es importante considerar las perspectivas completas antes de empezar. Después de una endodoncia es posible que no te apetezca volver a pasar por el sillón del dentista; pero debes saber que con una corona a tiempo te ahorrarás futuros problemas. En la Clínica Dental Higueras, Bravo Murillo 153, Cuatro Caminos, Madrid; nos gusta poner el acento en la prevención para ahorrar a nuestros pacientes todo el tiempo y dinero que podamos. Si tienes que someterte a algún tratamiento, visítanos, te ofreceremos un análisis realista y ajustado a tus posibilidades.

Etiquetas: , ,

Comparte:


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *