loader

Tel :    914 503 268

tabaquismo y salud bucal
por el 29 mayo, 2015
Publicado en Blog

Desde hace algunos años, los profesionales de la salud se han embarcado en una dura campaña contra el tabaquismo. Desde la Clínica Dental Higueras insistimos en el daño que el tabaco causa a la salud del cuerpo y, particularmente, de la dentadura. Dejar de fumar no sólo te ayudará a sentirte mejor y aumentará tu esperanza de vida, también ganarás una sonrisa más bonita.

Gracias al esfuerzo continuado de muchos, hoy en día todos somos plenamente conscientes de los riesgos que conlleva fumar. El daño al corazón y a los pulmones es quizás el más grave de todos, y aquel en el que tendemos a centrar más la atención. Sin embargo, las consecuencias del tabaquismo van mucho más allá; en lo relativo a la salud dental, el tabaco es causa y agravante de una multitud de condiciones.

En la Clínica Dental Higueras tratamos a muchos pacientes que padecen ésta adicción, y a todos damos el mismo consejo. Aunque se ofrezcan tratamientos que puedan paliar o revertir en algún grado los efectos perniciosos del tabaco, la única forma de eliminarlos es suprimir el hábito. Esto se demuestra terriblemente difícil para muchos, a los que sólo podemos ofrecer consejos médicos e información relativa al daño que se están causando.

El tabaco daña la dentadura a muchos niveles.

Daña su apariencia, tiñendo el esmalte de los dientes de un desagradable color amarillento, un proceso constante que puede corregirse con un blanqueamiento, pero que volverá a ocurrir; también provoca un desagradable olor del aliento, agravado por la sequedad permanente de la boca.

Daña su salud, favoreciendo la aparición de bacterias nocivas que acaban provocando la enfermedad de las encías. La gingivitis es la enfermedad oral más común, y la antesala de una infinidad de problemas médicos progresivamente más graves. Además de ser la causa directa de la enfermedad, el tabaco afecta negativamente a la capacidad natural de curación de nuestro cuerpo. Esto afecta a las nuestras defensas,  termina por agravar más los problemas, y dificulta la recuperación después de una intervención del dentista. La probabilidad de rechazar un implante dental es significativamente más alta en fumadores, cuyas bocas debilitadas por años de consumo no pueden lidiar con el trauma de una intervención. El humo termina por degradar el propio tejido de las encías y de los maxilares.

Por último, y por supuesto, debemos mencionar el cáncer. El tabaco es una de las causas principales de ésta terrible enfermedad, que puede acabar con nuestra boca y con nuestra vida. El tabaquismo aumenta la posibilidad de cáncer oral enormemente, siendo éste uno de los cánceres más difíciles de detectar en sus primeras etapas. Pasando desapercibido cuando es fácil de tratar, crece hasta el punto de no retorno. El cáncer oral avanzado tiene un tratamiento muy difícil, la mejor garantía para el fumador es someterse a exámenes periódicos.

¿Faltan los motivos? La boca, la entrada al cuerpo, se resiente enormemente por el tabaco, y debería servirte como un aviso del efecto que éste está teniendo en tu cuerpo. En la Clínica Dental Higueras, en Bravo Murillo 153, Cuatro Caminos, Madrid, nos ponemos enteramente a tu disposición para ayudarte a superar tu adicción y a reparar el daño que ésta haya provocado en tu sonrisa.

 

Etiquetas: , , , ,

Comparte:


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *