loader

Tel :    914 503 268

salud bucal y navidad
por el 16 diciembre, 2018
Publicado en Blog

Durante las Navidades los problemas dentales aumentan con lo que debemos cuidar nuestra salud dental. Es muy común que tras las fiestas tengamos que hacer una visita por caries o inflamación de las encías, algunas roturas de dientes. Pero para evitar y tener una buena salud dental, te podemos dar algunos consejos de utilidad.

 

Buenos hábitos de higiene

 

La salud dental tiene como elemento clave la higiene y el cuidado de nuestra boca, una rutina diaria que consiste como mínimo con dos cepillados diarios y el ideal tras cada comida.

Hay que tener presente que los dientes sanos ayudan a nuestro bienestar y lo más práctico o más sensato es la prevención, con lo que la limpieza programada con nuestro dentista deben ser mínimo una vez al año.

Si tenemos los hábitos buenos de limpieza bucodental, los únicos cuidados a tener estas Navidades  es meter en nuestro equipaje, bolso o neceser el cepillo para poder lavar tras las comidas siempre.

 

Evitar azúcares y alimentos duros.

 

Las Navidades van relacionadas con los polvorones, mazapanes y como no, con los turrones de todo tipo. Esas dosis de azúcares en grandes cantidades  hacen que el ph de nuestra saliva se altere y como consecuencia ayuda a la proliferación de bacterias, consecuencias caries.

También los alimentos como los turrones duros, mariscos pueden dañar los dientes provocando roturas de piezas o astillamiento. Lo más recomendable sería no comerlos pero también podemos optar por hacerlo con cuidado y sin abusar.

Siempre que notemos cualquier anomalía, sensibilidad en las encías, inflamación o dolor no dude en consultar con tu dentista.

 

Evitar tabaco y  alcohol

 

Lo más acertado tanto para tu salud en general como para la salud bucodental es eliminar estos hábitos. Aunque en estas fechas navideñas en muchas ocasiones nos tomamos alguna copa de más, pero a veces no somos conscientes  la huella que pueden dejar en nuestros dientes.

Las bebidas como el vinos tintos  y otras bebidas ácidas o refrescos que tienen mucho azúcar, pueden dañar el esmalte de tus dientes. Algo que puede disminuir este efecto es enjuagarse la boca y el cepillado.

En el caso del tabaco se agravan las consecuencias nocivas de su consumo desde la enfermedad de las encías, manchas en los dientes, halitosis, caries hasta problemas más graves. Lo mejor es no fumar o proponerse acabar con hábito.

 

Agenda tu cita con nosotros y cuida tu salud bucal también en Navidad.

 


Comparte:


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *