loader

Tel :    914 503 268

extraer un diente
por el 23 noviembre, 2015
Publicado en Blog

La extracción de un diente es un proceso común pero implica cirugía, y tras cometerte a ésta intervención necesitarás seguir las instrucciones de tu dentista para garantizar una pronta recuperación.  Aunque estos parezcan trucos caseros y de mera conveniencia, es importante que tengas en mente que el cuidado de tu herida en los días inmediatamente posteriores a la extracción puede tener un enorme impacto en la prontitud y calidad de la cicatrización.

Inmediatamente después de la operación la prioridad es controlar el sangrado y favorecer la formación de un coágulo en la herida, que protege la misma y hará disminuir la sensación de incomodidad. Normalmente bastará con que emplees una gasa para absorber el exceso de sangre presionándola sobre la herida (puedes morderla en su lugar). En la mayoría de los casos el sangrado habrá remitido antes de una hora.

Tendrás que vigilar tus hábitos y evitar ciertos actos particularmente conflictivos con la recuperación como fumar o beber con pajita que crean una presión en tu boca perfectamente capaz de desmontar el coágulo que es tan importante desarrollar. Del mismo modo tendrás que evitar hacer deporte, no sólo por el obvio riesgo de un golpe, sino porque estás actividades intensas aumentan tu presión sanguínea.

Paradójicamente el reposo absoluto tampoco ayuda, ya que estar tumbado aumenta la cantidad de sangre en la cabeza; es mejor estar sentado, y dormir con una almohada extra para elevar la posición de la cabeza. Si deseas tomar medicación para minimizar la molestia, habla con tu dentista; continúa tomando tu dosis incluso cuando empieces a sentirte mejor. Un paquete de hielo te ayudará a contrarrestar la hinchazón y la molestia.

La llegada del momento en el que tu herida esté plenamente curada y ya hayas vuelto a sentirte como siempre dependerá de lo meticuloso que hayas sido con tu higiene y tus cuidados. Es posible que te sientas con fuerza para lanzarte a comer normalmente tan solo unos días después de la extracción. Cuando sea así, podrás reiniciar el cepillado y el uso de hilo dental, que tienes que suspender mientras dure la recuperación, pero se recomienda evitar se demasiado vigoroso con la zona dañada.

Para todo lo demás, está tu dentista. En la Clínica Dental Higueras, Bravo Murillo 153, Cuatro Caminos Madrid; nuestra experiencia de años en estos y otros procedimientos nos permiten ofrecerte tratamientos rápidos y de calidad, así como el seguimiento que necesitas para recuperarte rápidamente.

 

 

Etiquetas: , ,

Comparte:


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *