loader

Tel :    914 503 268

extraccion dental
por el 7 septiembre, 2015
Publicado en Blog

En primer lugar, es importante que dejes que sea un profesional el que se encargue de la extracción dental; los remedios caseros para extraer un diente que no se decide a caer pueden dañar los dientes adyacentes o las encías que lo rodean. Mantener un régimen periódico de visitas al dentista permitirá a tu especialista de confianza mantenerse al día con el desarrollo de la boca del niño, y decidir cuando hace falta una extracción. Ésta puede ser necesaria si un diente severamente cariado amenaza con afectar la salud de los demás y no hay esperanza de poder salvarlo; o quizás si un diente simplemente no cae por sí mismo y no deja salir a su sustituto.

En cualquier caso, será necesario preparar al pequeño para la extracción. A pesar de los esfuerzos de los dentistas, aún son muchos los niños que tienen miedo y ven las visitas al odontólogo como algo molesto y doloroso; especialmente para estos casos es comprensible que hay que realizar cierto esfuerzo para que la extracción no se convierta en algo traumático.

Trata de explicar a tu hijo el procedimiento de una forma sencilla, es importante que tenga una idea aproximada de la operación a la que se va a someter, ya sea una simple extracción o un procedimiento más complejo. Si hay anestesia general de por medio, explícale que se dormirá y no notará nada. Sin embargo, lo más común es que se trate de mera anestesia local, en ese caso debe saber que no sentirá ningún dolor pero estará despierto, y que estarás allí con él en todo momento. Tú presencia y quizás su juguete favorito le ayudará a permanecer relajado durante la intervención.

Después de la intervención es crucial que involucres al niño en la curación de su boca, ya que de su actitud dependerá que sus heridas sanen bien. Inmediatamente tras la extracción, el dentista cubrirá con gasa la zona operada para absorber la inevitable sangre. Es muy importante que no mueva la gasa o la mastique, y por supuesto tendrás que mantenerle alerta para que no se la trague accidentalmente. La gasa deberá mantenerse en su lugar durante al menos dos horas para evitar complicaciones mayores.

Del mismo modo, la comida deberá ser blanda durante unos cuantos días, e inmediatamente después de la operación sólo podrá tomar líquidos. Comidas calientes, picantes, ácidas o saladas deben ser evitadas a toda cosa.

En la Clínica Dental Higueras, Bravo Murillo 153, Cuatro Caminos, Madrid estamos enteramente a tu disposición, y te ofrecemos nuestra experiencia para vigilar la salud de la boca de tus más pequeños. Recuerda que la mejor garantía es la prevención, y lo antes que inculques la importancia de la salud dental en tus niños los más problemas que les evitarás en el futuro.

 


Comparte:


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *