loader

Tel :    914 503 268

carillas
por el 9 marzo, 2016
Publicado en Blog

Si te sientes inseguro por una pequeña imperfección como un diente roto o un antiestético espacio entre tus dientes, las carillas dentales pueden ayudarte a liberarte de tus preocupaciones de una vez por todas y conseguir una sonrisa perfecta, digna de la alfombra roja. Las carillas son unas pequeñas piezas de porcelana diseñadas individualmente por tu dentista, y poco a poco se han abierto camino hasta ser uno de los tratamientos de estética dental más populares (y comparado con otros relativamente barato).

Las carillas son de un material cerámico translucido y del color de los dientes, y del que existen un gran número de variantes comerciales. Una vez escogidas y trabajadas, simplemente se fijan a la parte frontal de los dientes; allí, cubre totalmente los dientes manchados, gastados o dañados. Dientes oscuros o mala alineados también sufrirán un cambio radical e instantáneo. Las carillas son muy longevas, e incluso una alternativa viable a los tratamientos de blanqueamiento dental si lo que te preocupa es el tono de tus dientes.

El tratamiento con carillas es totalmente personalizable, y trabajando con tu dentista podrás simplemente escoger la sonrisa que deseas y que mejor te sentará. Es muy recomendable que escuches las recomendaciones de un especialista experimentado, que te podrá ofrecer las indicaciones que necesitas para que el tono y la forma de tus carillas ofrezcan un resultado inmejorable.

El procedimiento se inicia con la preparación de la superficie de tus dientes para que puedan aceptar las carillas que irán sobre ellos con normalidad. Se realiza una impresión de tus dientes que se manda al laboratorio para que allí fabriquen las propias carillas. El paso siguiente es, por supuesto, fijarlas a tus propios dientes y realizar todos los ajustes que sean necesarios para garantizar un resultado natural y una sensación cómoda.

Las carillas son extremadamente naturales, se adaptan perfectamente a tus dientes naturales y simplemente se adaptan a tu imagen. Salvo los conocidos que se percaten del cambio, nadie notará que las llevas; y no podrán sino admirar tu nueva sonrisa perfecta. Y sin contraindicaciones, podrás seguir bebiendo vino, cepillándote y empleando hilo dental.

Para todo lo demás, no necesitarás más que unas cuantas visitas extra a tu odontólogo de confianza para garantizarte una sonrisa preciosa y brillante durante mucho, mucho tiempo. En la Clínica Dental Higueras, Bravo Murillo 153, Cuatro Caminos, Madrid; estamos a tu disposición para ofrecerte toda la información que necesites, si decides colocarte carillas con nosotros, ponemos a tu disposición nuestra gran experiencia.

 


Comparte:


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *