loader

Tel :    914 503 268

peor comida higueras
por el 20 julio, 2015
Publicado en Blog

Quizás uno de los peores sean los aperitivos crujientes, un grupo muy amplio que incluye patatas fritas, palomitas o galletas saladas; todos estos dañan la boca de diversas formas. En primer lugar, su composición nutricional es idónea para las bacterias nocivas de la boca, lo que puede conducir a la aparición de caries. Además, se fragmentan en cientos de pequeños pedazos al introducirlos en la boca, que tienen a depositarse en el espacio entre los dientes y en las zonas difíciles de acceder. La placa prolifera alrededor de restos de alimentos.

Las palomitas sin hacer, muy duras y que suelen depositarse en el fondo de la bolsa, pueden llegar a romper uno de tus dientes si por error las intentas comer. En conjunto, deberías intentar reducir éste tipo de alimentos, o asegurarte de llevar una higiene dental cuidadosa tras ingerirlos.

Los cítricos son otro grupo problemático. Por un lado tienen grandes beneficios para tu salud, como un alto contenido en vitamina C, fibra y otros nutrientes; pero su acidez puede afectar muy negativamente a la salud de tus dientes. El ácido daña el esmalte de tus dientes, haciéndolos más sensibles y vulnerables a la caries.  No es recomendable que los elimines de tu dieta, pero sí que combines su ingesta con abundante agua.

Las golosinas blandas son de lo peor que puedes ofrecer a tu boca. La conjunción de azúcar y pegajoso no sentará nada bien a tus dientes, entre los cuales quedarán fijas pequeños trozos muy dulces y difíciles de limpiar. No tienen ningún beneficio nutricional, y son el alimento perfecto para las bacterias nocivas de nuestra boca.

En general, todo alimento que tienda a quedarse entre los dientes es muy perjudicial para estos. Es el caso del maíz cuando se come directamente de la mazorca, no es que el maíz sea malo para tus dientes, es que la forma de comerlo conduce a una acumulación enorme de comida entre los dientes (Por no hablar del estrés que puede causar a dientes debilitados, prótesis u ortodoncias). Puedes seguir comiendo maíz tanto como quieras, sólo asegúrate de prepararlo de forma que no debas roerlo.

El hielo, por último, si bien es simple e inocua agua, es dañino cuando se mastica. El hielo está muy duro, y si se muerde con demasiada insistencia puede llegar a quebrar la superficie de tus dientes. El mismo daño hará tus dientes más sensibles al frío, llegando a hacer el consumo de hielo intolerable.

Éstos son sólo algunos de los muchos alimentos que pueden dañar tu sonrisa y, como puedes ver, evitarlos es algo de sentido común. En general, evita comidas muy ácidas o  muy dulces, cuyo efecto negativo es fácilmente evitable con un cepillado rápido después de comer. En la Clínica Dental Higueras, Bravo Murillo 153, Cuatro Caminos, Madrid; estamos a tu disposición para asesorarte y ayudarte a conseguir una sonrisa bonita y sana.

 


Comparte:


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *