loader

Tel :    914 503 268

odontologia conservadora
por el 2 octubre, 2017
Publicado en Blog

Aunque muchos pacientes están familiarizados con términos más populares de la odontología, y sepan reconocer ciertas enfermedades y los nombres de algunos especialistas, aún hay algunas ramas de la disciplina que no son tan reconocidos como la odontología conservadora. El conocimiento es poder, y saber qué especialidades se ocupan de que ayuda enormemente a reconocer problemas y sus posibles soluciones. A fin de cuentas, sólo podemos saber que tenemos una opción disponible si antes hemos oído hablar de ella. En ésta línea, hoy, desde el Blog de la Clínica Dental Higueras (Bravo Murillo 153, Cuatro Caminos, Madrid); os hablamos de la odontología conservadora y de las técnicas que comprende.

Como puedes suponer por el propio nombre, el objetivo de la odontología conservadora es preservar tanto de tus dientes naturales como sea posible. Para ello, los odontólogos de ésta especialidad realizan procedimientos como el retirar tejido dañado o enfermo para cortar una infección que se puede extender por la boca de raíz.

Las extracciones de dientes, por ejemplo, también quedan dentro del campo de la odontología conservadora. Aunque a muchos les pueda parecer contraintuitivo, existen casos en los que la mejor forma de proceder es retirar un diente demasiado dañado para ser viable. Puede llegar un punto en el que el estado de un diente no nos permite garantizar futuros problemas inesperados.

Del mismo modo, tratamientos como la ortodoncia, el blanqueado dental, limpiezas profesionales e incluso una mera revisión anual podrían considerarse dentro de la odontología conservadora, ya que no tienen otro objetivo que preservar y vigilar la salud de tus dientes naturales. Mantener la integridad de los dientes supone tanto tratar sus enfermedades como evitar que aparezcan en un primer momento.

La endodoncia es uno de los tratamientos más característicos de la odontología conservadora, ya que ejemplifica a la perfección su objetivo. Durante éste tratamiento, el endodoncista retirará la pulpa infectada de un diente dañado, intentando salvar tanto del mismo como sea posible. Al vaciar un diente de pulpa, quedará en tu boca un diente natural hueco, que se llena para fortalecerlo y para prevenir infecciones superiores.

Idealmente, una endodoncia exitosa te permite preservar tu diente natural con una intervención sutil que sólo retira lo estrictamente necesario. En muchos casos, éste actuar rápido y decidido permite que el daño que la enfermedad produzca en la boca se reduzca al mínimo. Algunas situaciones no ofrecen demasiadas garantías, y si no se corta el problema de raíz sólo pueden empeorar.

Las técnicas y tratamientos que recogemos bajo el nombre de odontología conservadora son muy variadas, pero todas tienen en común el esforzarse por mantener tus dientes naturales sanos y en su estado natural. Si sientes dolor en un diente o notas que se mueve ligeramente, o percibes cualquier síntoma preocupante en tu boca, es muy importante que acudas a un especialista tan rápido como sea posible.

En la Clínica Dental Higueras (Bravo Murillo 153, Cuatro Caminos, Madrid); ofrecemos a nuestros pacientes diagnósticos centrados en la prevención y en la restauración de la boca. Siempre intentaremos proteger tu boca y conservar tus dientes naturales.


Comparte:


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *