loader

Tel :    914 503 268

dentistas
por el 16 septiembre, 2016

El campo de la odontología en España ha evolucionado enormemente. Hace años a cada uno parecía corresponderle el dentista que simplemente tuviera más cerca, ya que había muy pocos odontólogos para mucha población. Ésta situación se ha revertido totalmente en los últimos tiempos, y con la superproducción de dentistas en las facultades, la llegada de dentistas extranjeros y la aparición de las franquicias dentales, la oferta ha aumentado colosalmente. Ésta saturación y competencia ha llevado a prácticas de dudosa profesionalidad y hoy, desde el Blog de la Clínica Dental Higueras en Cuatro Caminos, os hablamos de los beneficios de seguir escogiendo dentistas profesionales.

 

El las clínicas de toda la vida te beneficiarás de un trato totalmente personalizado. Con una plantilla y una cartera de clientes menos extensa, y sin rotación de puestos, podrás disfrutar de un tratamiento dental que parta de un conocimiento profundo de la salud de tu boca. Como paciente, te interesa que siempre te atiendan las mismas personas.

La gran proliferación de clínicas ha creado cierta masificación en la odontología. Los dentistas recién licenciados eran contratados nada más salir de la facultad y sólo empezaban a tratar los casos más complicados cuando ya habían acumulado cierta experiencia. Hoy en día los jóvenes profesionales que llegan a las franquicias se ven envueltos en un protocolo de productividad muy estricto que puede acabar por minar el espíritu de la profesión hasta convertirlo en un trabajo mecánico y de mera repetición.

En la misma línea tenemos que subrayar el componente vocacional de las clínicas dentales tradicionales. Aunque las clínicas sean también un trabajo y un lugar donde ganarse un sustento, las franquicias están gestionadas por empresas (no dentistas) que sólo buscan maximizar el margen de beneficio de una forma que acaba por condicionar la práctica médica y el trato con el paciente.

En general el dentista privado empleará mejores materiales que las franquicias y las mutuas. Los dentistas privados tienen que responsabilizarse del trabajo que hacen, y tienen que tomar la decisión de comprar que medios materiales para realizar sus tratamientos. Como consecuencia de lo anterior, en las consultas privadas los dentistas se tienen que hacer parcialmente responsables del buen resultado.

Si el tratamiento no funciona cómo debería, tus derechos y garantías serán mejor respetadas en una clínica tradicional. Aunque no se puede generalizar, la precarización y malas prácticas que se han revelado en algunas de las franquicias más importantes hacen dudar a asociaciones profesionales y de consumidores sobre la calidad y seguridad de ciertos centros dentales.

En la Clínica Dental Higueras, Bravo Murillo 153, Cuatro Caminos; nos enorgullecemos de los cientos de pacientes a los que ayudamos a mantener su boca sana y bonita. En odontología (y en salud en general) la búsqueda de lo más barato suele salir muy cara; es mejor recibir tratamientos de calidad cuyos efectos sean definitivos y duren toda una vida.

 


Comparte:


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *