loader

Tel :    914 503 268

higiene dental
por el 26 junio, 2015
Publicado en Blog

Desde el Blog de la Clínica Dental Higueras nos encontramos una y otra vez recomendando una higiene dental correcta como la mejor manera de prevenir y tratar la enorme mayoría de las enfermedades que nuestra boca puede parecer. Hoy dedicaremos éste espacio a un elemento básico de la salud dental: cómo escoger los instrumentos adecuados para cuidar nuestra dentadura.

 

La salud de dientes y encías debe ser cultivada día a día, y a parte de visitas periódicas al dentista, involucra un cuidado constante en casa. La higiene dental ocupa sólo unos minutos después de cada comida, y nos ayuda a prevenir enfermedades como la caries o la periodontitis. En lo referente a la limpieza, es preferible la calidad a la cantidad; es mucho mejor conocer las técnicas que nos permiten eliminar restos de comida y placa dental de forma eficiente y rápida que pasarse demasiado tiempo delante del espejo o frotando los dientes con fuerza excesiva. Escoger nuestras herramientas con cuidado nos ayudará a conseguir una higiene más profunda y menos agresiva.

Y todo empieza con el cepillo dental, el inevitable recuerdo con el que volvemos a casa tras nuestra primera visita al dentista. Cuando escojas un cepillo dental, debes prestar atención a su tamaño y a la dureza de sus cerdas. Por supuesto, debes buscar un cepillo que encaje bien con tu boca; si es demasiado grande y choca con tus encías o no llega bien al fondo de tu boca, busca la comodidad con uno más pequeño. Normalmente se aconseja un cepillo blando, ya que los medios y los duros pueden ser demasiado abrasivos. Éstos deben utilizarse si tu dentista lo sugiere así, de otra forma tu esmalte y encías pueden dañarse.

El cepillo es inútil sin un buen dentífrico. Si bien hoy en día se ofrecen muchos sabores que quedan a tu libre elección, es muy aconsejable que escojas en dentífrico con fluoruro. Éste ayuda a reparar tu esmalte y a remineralizar los dientes. También existen dentífricos especializados: para dientes sensibles, o con ingredientes blanqueadores. Otra fuente de fluoruro puede ser un enjuague bucal; pero debes prestar atención a los ingredientes, dado que muchos son cosméticos y sólo refrescan el aliento. Si tu dentista lo aconseja, un enjuague antibacteriano te ayudará a luchar contra la gingivitis.

Por último, aunque no en importancia, está el hilo dental. Éste ayuda enormemente a llegar a aquellos lugares que quedan fuera del alcance del cepillo. Existe una gran variedad de hilos dentales dependiendo de la fisionomía de tu boca. Si tus dientes están muy juntos o apiñados, un hilo encerado es la mejor opción; si por el contrario están más separados, un hilo normal o un hilo en cinta son más adecuados para ti.

En ocasiones la oferta de productos para la higiene dental puede ser un poco abrumadora, pero tomarse un tiempo en la elección de los mismos merece la pena, y te ayudará a obtener más beneficio del tiempo que dediques a la limpieza de tus dientes. Recuerda, sin embargo, que necesitas visitar regularmente al dentista para que compruebe la calidad de tu higiene y aconsejarte acordemente. En la Clínica Dental Higueras, Bravo Murillo 153, Cuatro Caminos, Madrid; estamos a tu disposición para ayudarte a aprender los trucos con los que conseguirás una boca sana y fuerte.

 


Comparte:


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *