loader

Tel :    914 503 268

habitos salud bucal tambien en navidad
por el 15 diciembre, 2016
Publicado en Blog

Hábitos para la salud bucal también en Navidad.

Muchas de las costumbres más asentadas en lo referente a nuestra salud oral no están justificadas desde el punto de vista profesional. Cepillarse después de cada comida, hacerlo demasiado intensamente o humedecernos la boca antes del cepillado… Son sólo algunos de los errores más comunes. Aunque muchas personas creen que mantienen una buena higiene dental, a veces la repetición de estos errores hace que el tiempo que dediquen a su limpieza es poco eficiente o simplemente dañino para los mismos. Hoy, desde el Blog de la Clínica Dental Higueras, Bravo Murillo 153, Cuatro Caminos, Madrid; os hablamos de algunas costumbres de tu salud oral.

 

Muchas personas hemos tenido la costumbre de enjuagarnos la boca con agua al terminar el cepillado. Es casi un acto reflejo para eliminar los restos de dentífrico y quedarnos con una sensación fresca en la boca. Sin embargo, enjuagarse la boca con agua no es indicado para todos los momentos, y a continuación os contamos por qué.

Después de tomar ciertos alimentos como zumos, refrescos o vinagre tenemos que enjuagarnos la boca con agua. Como podéis imaginar, el problema de éstas comidas es su contenido ácido. Si los ácidos se dejan en la boca demasiado tiempo empiezan a desgastar el esmalte dental y lo vuelven más vulnerable. Si nos lavamos los dientes inmediatamente después de tomarnos un alimento ácido agravaremos sus efectos y rayaremos la superficie de los dientes. Lo mejor es enjuagarnos con agua inmediatamente después de tomarlos y esperar un tiempo hasta cepillarnos.

Aunque el dentífrico no es estrictamente necesario para lavarse los dientes correctamente, puede servir como incentivo porque nos deja un agradable sabor freso; además contiene flúor y otras sustancias beneficiosas para nuestra dentadura. Sobre todo, algunos dentífricos indicados por el dentista contienen sustancias antisépticas o contra la sensibilidad dental. Si nos enjuagamos con agua después del cepillado estaremos eliminándolos antes de que puedan hacer efecto.

Lo más indicado es esperar al menos media hora para enjuagarnos la boca después del cepillado. Aunque enjuagarnos después del cepillado no es estrictamente negativo, hacerlo hace nuestra higiene menos eficiente. El efecto sería parecido al de lavarnos inmediatamente después de echarnos crema, es un esfuerzo inútil. Recuerda que debes utilizar poco dentífrico durante el cepillado, y nunca deberías acabar con la boca llena de espuma.

El orden ideal consistiría en un cepillado en seco seguido del uso del hilo dental, tras una media hora podrás enjuagarte la boca (si quieres con colutorio) para poder disfrutar de una boca sana y limpia.

En la Clínica Dental Higueras, Bravo Murillo 153, Cuatro Caminos, Madrid, estamos a tu disposición para empezar a trabajar con cuidado por tu higiene dental. Con nuestra asesoría y un pequeño esfuerzo cotidiano podrás empezar a disfrutar de una boca sana y bonita.


Comparte:


2 thoughts on “Hábitos para la salud bucal también en Navidad”

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *