loader

Tel :    914 503 268

por el 13 octubre, 2017
Publicado en Blog

La gingivitis es uno de los problemas bucales más extendidos. Una mala dieta y una mala higiene dental son la principal causa de ésta infección de las encías que a la larga llega a amenazar la supervivencia de nuestros dientes naturales. Aunque se puede prevenir con facilidad, aún es muy común; y si se deja desarrollar la lucha contra la misma y la reparación de las encías dañadas puede ser un proceso complejo y costoso. Hoy, desde el Blog de la Clínica Dental Higueras (Bravo Murillo 153, Cuatro Caminos, Madrid); os hablamos del periodoncista y del tratamiento para la gingivitis.

 

La gingivitis no es una enfermedad, es una respuesta del cuerpo para luchar contra la placa bacteriana que se acumula en la boca. Ésta materia se va depositando poco a poco en la boca, y se forma por el aglutinamiento de distintos tipos de bacterias que colonizan los huecos de la dentadura y las pequeñas hendiduras del esmalte. Si no se retira rápidamente con el cepillado puede endurecerse y provocar una reacción inmune del cuerpo parecida a aquella que ocurre con una herida infectada.

Ésta reacción se manifiesta en unas encías que adquieren un vivo color rojo muy llamativo en contraste con el rosa pálido normal de las encías sanas. El tejido gingival se hincha y se irrita y es muy propenso al sangrado durante el cepillado o al más pequeño contacto. Las encías también se volverán más sensibles a los cambios súbitos de temperatura.

A lo largo del tiempo, la gingivitis sin tratar se agrava progresivamente y empieza a dañar el tejido de las encías. Eventualmente se convierte en periodontitis, una enfermedad que perturba la salud de la boca de forma mucho más grave. Las encías en éste punto empezarán a retraerse y a perder la fuerza que mantiene a los dientes en su posición.

Por fortuna, un periodoncista podrá ayudarte a detener ésta enfermedad y a revertir los daños que ésta haya producido en tu boca. Si la gingivitis aún no está muy avanzada, bastará con una limpieza en profundidad y con una disciplinada higiene dental para recuperar la salud de la boca. Si la enfermedad ha sido dejada sin tratarse, será necesario el uso de tratamientos restaurativos.

En primer lugar, la técnica del raspado permitirá a tu periodoncista eliminar la placa dental de aquellos recovecos a los que tú no puedes llegar. Cuando la periodontitis ha debilitado mucho el tejido gingival, se abren espacios entre dientes y encías a los que no podemos llegar con el cepillado. Si el daño ha sido muy extensivo, existen terapias regenerativas como el trasplante de encía que permitirán devolver tu boca a su estado natural.

Las encías son los cimientos de nuestros dientes, y su salud vital para poder disfrutar de una dentadura fuerte durante toda la vida. No dejes que la gingivitis arruine tu sonrisa. En la Clínica Dental Higueras (Bravo Murillo 153, Cuatro Caminos, Madrid); podrás encontrar a los mejores dentistas de tu zona.


Comparte:


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *