loader

Tel :    914 503 268

enjuague bucal
por el 13 julio, 2015
Publicado en Blog

¿Cómo funciona el enjuague bucal?

Se insiste enormemente en la necesidad de cepillarse los dientes después de las comidas y de usar hilo dental al menos una vez al día. Pero hay otros productos disponibles que no reciben tanta publicidad por parte de los especialistas. Uno de ellos son los enjuagues bucales, disponibles en una infinidad de variedades y diseñados para reforzar la salud de las encías. Desde el Blog de la Clínica Dental Higueras explicaremos algunas de las ventajas que ofrece éste producto.

 

En primer lugar, es importante establecer una distinción clara entre los enjuagues terapéuticos y los cosméticos. Los primeros están diseñados para reforzar tu boca frente a enfermedades comunes como la periodontitis o la caries. También son indicados para algunos casos de halitosis, ayudando a combatir las bacterias causantes del mal olor. Los enjuagues terapéuticos pueden encontrarse en farmacias, y en algunos casos necesitarás una receta médica para poder comprarlos. Si éste es el caso, utilízalo sólo mientras y como lo indique tu dentista.

Y es que junto a estos encontramos enjuagues cosméticos, que palian el mal aliento a un nivel meramente superficial. Su efecto es muy refrescante y deja un sabor agradable, pero es importante que tengas en cuenta que no curan las enfermedades. A este respecto se parecen más a un caramelo de menta que a una medicina. Algunos contienen alcohol, que puede ayudar a matar bacterias de la boca.

Los enjuagues están diseñados para una gran variedad de casos, y su composición dependerá del problema que intenten solucionar. Si tu problema es la caries, busca un enjuague que contenga fluoruro; si son las encías, deberás encontrar un enjuague antibacteriano. En cualquiera de los casos, el enjuague siempre debe complementar el cepillado, no sustituirlo.

La Clorhexidina es una sustancia aséptica y antibacteriana, indicada para luchar contra la periodontitis. En general los enjuagues que contienen ésta sustancia sólo son accesibles a través de una receta médica. Un uso prolongado puede llegar a producir manchas en los dientes, y si lo estás tomando es importante que te alejes de alimentos conocidos por colorear los dientes.

Los enjuagues bucales son un buen complemento para tu higiene, pero existen algunos supuestos en los que no deben utilizarse. Cualquiera puede utilizar un enjuague cosmético o un enjuague terapéutico suave con libertad, siempre que tu dentista de confianza no opine lo contrario. Sin embargo, los niños por debajo de seis años deben abstenerse.

En primer lugar, es muy posible que, al no saber enjuagarse correctamente, terminen por tragarse el producto, que contiene alcohol y puede dañarles. Al mismo tiempo, sus jóvenes dientes podrían verse afectados por el mismo fluoruro que a nosotros nos protege. Puntos, manchas o un cambio en la textura son algunos de los síntomas que pueden aparecer por el exceso de flúor en la boca de un niño.

Del mismo modo, pacientes adultos que padezcan sequedad de la boca podrían agravar su problema con un enjuague que contenga alcohol; éste también puede causar irritación en heridas de la boca o hacer los dientes más sensibles.

¿Quieres encontrar el indicado para tu caso? En la Clínica Dental Higueras, Bravo Murillo 153, Cuatro Caminos, Madrid; te estamos esperanto para examinar tu boca y recomendarte el producto  que más te conviene.

 

 


Comparte:


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *