loader

Tel :    914 503 268

caries
por el 17 enero, 2016
Publicado en Blog

 

El empaste es uno de los métodos más frecuentemente utilizados, para reparar un diente dañado, y se ofrece especialmente para tratar dientes dañados por la caries dental. Los empastes dentales no sustituyen el diente dañado, y se usan para prevenir el proceso de descomposición de un diente enfermo y evitar su caída en último término. Ésta técnica consiste en vaciar el interior del diente a través de una pequeña incisión y rellenar el interior con algún material. Se puede utilizar amalgama de plata, un material barato y  usado tradicionalmente, aunque es muy visible. Hoy también están disponibles resinas mucho más discretas, aunque no tan duraderas.

La restauración con adhesivos se utiliza para reparar un diente agrietado o que haya perdido un trocito. La misma resina que puede usarse para realizar un empaste puede usarse para esculpir una parte perdida o rellenar una grieta o hueco, o incluso como cemento mediante el cual fijar la parte perdida de nuevo en su sitio. Una de las ventajas de ésta técnica es que se no se trata de una intervención mayor, se puede realizar en cualquier momento y no requiere mantenimiento.

Las coronas aparecen cuando las técnicas anteriormente descritas no son suficientes. Si una caries o un golpe acaban por causar la pérdida de una cantidad importante de tu diente, puede que una sencilla restauración no sea suficiente. Las coronas vienen a sustituir la parte visible y dañada de tu diente, se coloca sobre el mismo y se fija con un potente adhesivo para mantenerla en su sitio. Se esculpen y colorean de forma que encajen exactamente con el resto de tu dentadura.

Las dentaduras se usan para sustituir un diente perdido. A pesar de que éste tratamiento nos evoque las dentaduras completas propias de los ancianos, existen dentaduras parciales que se pueden utilizar para simplemente sustituir un solo diente perdido y se pueden fijar a la dentadura con adhesivo. Sin embargo, aunque son baratas, las dentaduras tienen algunos inconvenientes, pueden desplazarse y no frenan los procesos degenerativos que comienzan con la pérdida de un diente.

Los implantes vienen a ofrecer una solución integral a la pérdida de un diente, se fijan permanentemente  a tu mandíbula, que los reconoce como un diente natural y comienza a crecer de nuevo a su alrededor. Así, no sólo te ofrecen un diente nuevo  y totalmente natural tanto en sensación como en apariencia, sino que se revierte el proceso de reabsorción  del maxilar que compromete la estabilidad de los dientes colindantes.

En la Clínica Dental Higueras, Bravo Murillo 153, Cuatro Caminos; tenemos años de experiencia ayudando a nuestros pacientes a sobreponerse a la impresión inicial de ver sus dientes dañados, ofreciéndoles un amplio abanico de posibilidades con las que restaurarlos totalmente y devolver la integridad a su sonrisa.

 


Comparte:


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *