loader

Tel :    914 503 268

brakets rosas
por el 13 octubre, 2015
Publicado en Blog

 

En primer lugar, es importante que siempre uses un cepillo blando. El área al que debes prestar más atención es la parte superior, el espacio entre la ortodoncia y las encías. Debido a la falta de espacio en ésta zona en ocasiones es difícil limpiar los dientes sin cepillar las encías, es por ello que debes evitar cepillos medios y blandos (que pueden dañar las encías). Es beneficioso comenzar el cepillado con un cepillo humedecido, sin dentífrico; de ésta forma podrás retirar los restos de comida sin el entorpecimiento de la espuma. Una vez hayas hecho esto, podrás aplicar una pequeña porción de pasta de dientes al cepillo.

Aunque el cepillado funciona para eliminar los restos de comida de la superficie de tus dientes y ortodoncia, recuerda que para llegar a los rincones más escondidos puedes usar las cerdas del cepillo como palillos con los que hurgar entre los cables y brackets. En general el proceso de limpieza de una boca con ortodoncia requiere cuidado y tiempo, si pones un reloj al lado del espejo, intenta invertir al menos treinta segundos en cada una de las mitades de tu mandíbula superior e inferior. Contar el tiempo durante el cepillado ayuda a mantener una higiene concienzuda, ¡muchas veces tendemos a acortarla inconscientemente!

Escoge una pasta de dientes que te agrade. Aunque parezca un factor secundario, los dentistas recomiendan a cada paciente que escoja un dentífrico con un sabor gustoso, ya que éste sirve como un incentivo al cepillado. Las variables entre un dentífrico y otro son mínimas, e insignificantes en relación al tiempo invertido y la técnica de cepillado. La mayoría de los dentífricos contemporáneos contienen flúor, pero no pierdes nada por asegurarte. Y es que ésta sustancia ayuda enormemente a proteger la salud de tus dientes, especialmente vulnerable cuando llevas ortodoncia. Es más, si por la noche no te enjuagas la boca después del cepillado, tus dientes absorberán tanto flúor como en una aplicación del mismo en el dentista.

Aunque puedes mantener tú ortodoncia limpia sólo con un cepillo tradicional, te ahorrarás mucho esfuerzo si utilizas herramientas especializadas como los cepillos de brackets o más eficientes como un cepillo eléctrico. Éste no sólo mejora la calidad de la limpieza, sino que muchos pacientes lo encuentran más cómodo que un cepillo manual, y los que lo usan son menos propensos a saltarse su rutina de higiene.

En la Clínica Dental Higueras, Bravo Murillo 153, Cuatro Caminos, Madrid; llevamos años guiando a nuestros pacientes a través de la ortodoncia con excelentes resultados, y estaremos encantados de restaurar tu boca si así lo deseas.

 


Comparte:


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *