loader

Tel :    914 503 268

extraccion dental
por el 10 junio, 2015
Publicado en Blog

Si anteriormente hablamos de los problemas que pueden causar  las muelas del juicio y de la posible necesidad de realizar una extracción dental, hoy, desde la Clínica Dental Higueras, nos dirigimos a vosotros para ofreceros unos sencillos consejos que seguir después de pasar por la silla de operaciones. Y es que la mejor forma de garantizar los mejores resultados después de una intervención es cuidarse.

 

La extracción de las muelas del juicio es un procedimiento relativamente sencillo para la mayoría de los pacientes. Siempre precedida de sedación, simplemente implica arrancar el diente de su posición, pero a veces, en aquellos casos en los que la muela queda atascada y no llega a salir del todo, la intervención puede ser más complicada. La cirugía puede requerir abrir tu encía para retirar el diente con seguridad, lo que aumenta el tiempo de recuperación.

Muchos de los pacientes con los que tratamos en la Clínica Dental Higueras nos manifiestan su miedo a sacarse las muelas del juicio. La extracción se percibe como algo traumático, doloroso y molesto; si bien éste miedo no está del todo justificado, es cierto que existe un periodo posterior a la intervención en el que tendrás que tratarte con cuidado hasta estar totalmente repuesto.

Recuerda, no obstante, que las posibles consecuencias de no extraer tus muelas a tiempo son mucho peores; y que aunque el procedimiento sea incómodo, es totalmente indoloro. Te anticipamos aquí alguno de los síntomas que puedes experimentar después de la extracción y cómo lidiar con ellos.

El sangrado es inevitable después de quitar un diente de la boca, y la única solución es esperar a que tu boca se regenere. Mientras tanto, el especialista habrá colocado una gasa en la zona para absorber la sangre que pueda brotar. Cambia la gasa con regularidad para controlar el sangrado; si éste persiste, puedes colocar en la zona una bolsa de té mojada en agua caliente y después bien escurrida.

Tu dieta debe adaptare, y consistir en líquidos o alimentos blandos, y siempre bien masticados. Tras el primer día, en el que deberías ingerir sólo alimento líquido, podrás a empezar a ampliar tu dieta poco a poco; hasta que tu especialista no lo aconseje no podrás comer con normalidad. Evita alimentos duros, en piezas grandes, calientes o picantes.

El dolor del proceso de recuperación varía enormemente entre pacientes, si éste te parece demasiado, consulta con tu dentista. Te recetará medicamentos adecuados para hacer más llevadero el proceso. También debes esperar cierta hinchazón en la zona, el característico carrillo inflado; normalmente sólo durará dos o tres días tras la intervención. Para acelerar la recuperación, es bueno que mantengas la cabeza elevada para facilitar el flujo de fluidos y sangre; una bolsa de hielo te ayudará a contrarrestar la hinchazón.

Como siempre, la higiene dental debe ocupar un lugar prioritario en tu lista. Aunque ten en cuenta que no debes cepillarte o enjuagarte durante las primeras 24 horas; después, hazlo con cuidado y delicadeza. Un enjuague de solución salina cada pocas horas te ayudará a limpiar tu boca y a mantenerla húmeda.

Son sólo algunos consejos de los que puedes seguir para facilitar tu recuperación, y poder olvidarte de una vez por todas de las muelas del juicio. En la Clínica Dental Higueras, en Bravo Murillo 153, Cuatro Caminos, Madrid; contamos con especialistas dedicados que te ayudarán a superar tu extracción con suavidad. Recuerda que los mejores consejos serán aquellos que recibas de tu dentista de confianza.

Etiquetas: , , ,

Comparte:


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *