loader

Tel :    914 503 268

contra el cancer
por el 14 septiembre, 2015
Publicado en Blog

La lucha contra el cáncer oral.

El cáncer se origina con una mutación anómala del ADN de nuestras células y con su consecuente multiplicación descontrolada, de la que se origina un tumor. Si bien aún no se conoce con demasiada precisión el mecanismo específico de ésta alteración, si se conocen factores de riesgo que aumentan enormemente la posibilidad del cáncer oral. El tabaco, por ejemplo, no sólo afecta a la salud de tus encías, sino que es un factor presente casi en la mitad de los diagnósticos. La adicción al tabaco combinada con un alto consumo de alcohol agrava enormemente las posibilidades; así como un historial de cáncer en la familia o padecer el Virus del Papiloma Humano.

El cáncer oral, sin embargo, puede ser detectado a tiempo por tu dentista de confianza. Un simple examen de tu boca a la búsqueda de síntomas como irritación, llagas o manchas puede ser clave para un diagnóstico precoz. Si por desgracia se detecta alguna anomalía, tu especialista puede querer realizar una biopsia del tejido sospechoso para conocer con precisión con qué se está tratando.

Si por desgracia el diagnóstico es positivo, el tratamiento dependerá del estado de desarrollo del cáncer y de lo mucho que se haya extendido. Es posible que éste sólo involucre retirar el tejido afectado y por completo eliminar el tumor de la boca. No obstante, el cáncer puede haberse extendido a otras zonas, como el cuello o la faringe, que también tendrán que ser intervenidas. Algunos tumores se atacan mediante radioterapia, que mata las células cancerígenas; ésta técnica también se emplea preventivamente tras la extirpación de un tumor, para asegurar la eliminación del mismo.

Si la cirugía ha dañado tu boca, existen opciones de cirugía reconstructiva para restaurar el aspecto general de tu boca y los dientes.

Si bien no existe forma de asegurarse de que uno nunca padecerá cáncer, hay muchas medidas de prevención que podemos tomar. En primer lugar, alejarnos de factores de riesgo como el tabaco (cualquier tipo) y el alcohol. Una dieta rica en vegetales y frutas, también parece mejorar nuestras posibilidades, además de ser saludable para tus dientes y encías. Y por supuesto, y más importante, acudir regularmente a tu dentista, de forma que éste pueda vigilar la salud de tu boca y permanecer alerta ante los primeros síntomas de enfermedad. En la Clínica Dental Higueras, Bravo Murillo 153, Cuatro Caminos, Madrid; te ayudaremos a mantener la salud de tu boca y cuerpo en óptimo estado, y a ofrecerte los mejores tratamientos en caso de que algo vaya mal.

 


Comparte:


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *